El Factor Clave Para Atraer Más Clientes es Usar Palabras Clave

Si deseas llamar más la atención sobre tu negocio, comienza por prestar más atención a las palabras clave o keywords que usas.

Prácticamente todo el mundo sabe cómo funciona Google; busca y presenta la información que tú quieres saber, en respuesta a las palabras clave que introduces en el motor de búsqueda, o sea que te muestra el contenido que presenta una respuesta a lo que escribiste en la ventana de búsqueda.

Bueno, en esta nota te explicamos cómo encontrar a tus clientes ideales usando los mismos principios de palabras clave que Google utiliza, y para hacerlo no requieres toda esa tecnología!

La mejor manera de explicar esto es darte un ejemplo sencillo:

Me encuentro con alguien en una reunión y le pregunto a qué se dedica.

Y la persona responde: “Tengo un negocio de compra y venta de autos.”
OK, eso me da una idea general, afortunadamente a continuación agrega más detalles:

“Me especializo en la venta de Mercedes de segunda mano, los renovamos hasta que están en perfecto estado y apuntamos la venta principalmente a coleccionistas de coches.”

Ahora vamos a comparar eso a una búsqueda de Google. Pero en este caso, Google es mi cerebro. Después de todo, en gran medida, nuestros cerebros son bases de datos de gran complejidad, al igual que Google.

Cuando pones palabras clave muy generales en Google, como por ejemplo “compra y venta de coches” encontrarás algunos artículos sobre la compra y venta de coches y algunos lugares para comprar coches de segunda mano.

Pero si pongo: “Mercedes, renovado y en perfecto estado”, Google me mostrará una larga lista de Mercedes usados en perfecto estado (o al menos eso dicen J), listos para la venta. (¡pruébalo!)

El principio es simple:

“A mejores palabras clave ingresadas en la búsqueda, mejores (más precisos) serán los resultados de la búsqueda.”

Entonces, ¿cómo funciona esto en el marketing y en el cerebro de mis clientes potenciales?

Veamos un escenario similar:

Estoy en un evento de networking y alguien me pregunta a qué me dedico. Y yo le respondo: “Ayudo a las pequeñas empresas en su marketing.”

Las palabras clave son entonces “pequeñas empresas y marketing.”

CerebroLa persona que escucha este mensaje hace una búsqueda general en su cerebro y le surgen algunas imágenes generalizadas sobre pequeña empresa y marketing.

Nada para llamar la atención o interesante.

Es poco probable que se le ocurra los nombres de algunas personas que son dueños de pequeñas empresas y que necesitan ayuda con la comercialización de sus productos y servicios.

Es demasiado general.

El receptor del mensaje crea su propia imagen que se ajusta a esa descripción en algún grado.

Pero ahora hagamos la prueba usando diferentes palabras.

“Trabajo con profesionales autónomos, como coaches y consultores, que luchan con su marketing.”

Ahora estoy siendo mucho más específico, ya que uso palabras más concisas: “profesionales autónomos, coaches, consultores, lucha y marketing.”

Ahora el cerebro tiene que trabajar un poco más para filtrar lo que no sirve. Es menos probable que se vaya a plantear una imagen general; la imagen será más específica y enfocada.

En otras palabras, ahora realmente te entienden!

Trabajé este concepto recientemente con un cliente. Le dije que tenía que ser más específica acerca de las cuestiones y problemas que sus clientes estaban experimentando para que las personas en su red de contactos estuvieran en condiciones de referirle posibles clientes.

Su mensaje de marketing inicial era: “Trabajo con personas que tienen problemas de liderazgo que les impiden avanzar.”

OK, eso es un buen mensaje de apertura. Entonces le sugerí que creara un documento para dar más detalles sobre los problemas específicos de liderazgo que sus clientes ideales experimentaban.

Por ejemplo los problemas de liderazgo que mis clientes experimentan son:

  1. No dar retroalimentación a sus empleados, por lo que el rendimiento nunca mejora.
  2. No tener tiempo para su equipo, en consecuencia a los miembros del equipo les falta dirección.
  3. No ser más práctico, lo que da lugar a costosos errores de funcionamiento, al tener que realizar las cosas dos veces y en clientes enojados.
  4. Incapacidad de delegar, lo que resulta en un exceso de trabajo para el líder y en poca responsabilidad para los miembros del equipo.

Ahora, si ella comunica la lista entre su red de contactos, sus cerebros activarán búsquedas sobre todas esas palabras clave y es muy probable que encuentre algunos candidatos.

“Oh , tengo a alguien que trabaja en mi departamento que realmente tiene problemas tanto en lo que concierne en dar retroalimentación como en delegar.”

Ahora te estás comunicando en forma específica, no generalista.

Además, tu maketing se está moviendo del campo conceptual al de la experiencia. Todas esas palabras que describen a tus clientes con esos problemas de liderazgo coincide con la experiencia real de esas personas que podrían referirte ese tipo de clientes.

Así que cuando estés desarrollando tus mensajes de marketing (verbales o escritos), utiliza en tu comunicación palabras clave que re direccionen a las experiencias reales que tus oyentes tienen.

Esto le quita un montón de misterio al marketing.

En lugar de …

“Optimizamos tu posición de ingresos para reducir al mínimo tu exposición de impuestos.”

Dices …

“Nosotros te podemos ayudar a reducir la cantidad de impuestos que pagas.”

La primera de ellas es totalmente conceptual y confusa, mientras que la segunda es clara como las palabras clave se conectan con una experiencia que todo el mundo entiende.

Cuando pienses en la creación de tus mensajes de marketing, ten en cuenta estos dos conceptos simples:

  1. Las palabras clave que producirá las conexiones correctas en el cerebro perspectivas.
  2. Las palabras clave que se relacionan con experiencias reales.

Nos gustaría conocer tus comentario sobre este artículo, por favor, por favor escríbenos debajo.

Publicaciones Relacionadas

Sin comentarios aún.

Déje un comentario