A partir del 21 de abril de 2015 Google comenzó a penalizar a los sitos web que no estén adaptados a los dispositivos móviles, en otras palabras que no tengan un diseño responsive.

Leer más