¿Cómo Afecta tu Mentalidad tus Resultados de Marketing?

Afecta totalmente. Si no la tenemos en cuenta, tu mentalidad de Marketing socavará y saboteará tu plan de Marketing, una y otra vez.

Vamos a crear un Plan de acción de Marketing y trabajaremos en tres de los más importantes principios y actividades: mensaje de Marketing, estrategias de marketing y proceso de venta, e integraremos la mentalidad Marketing en ellos.

Mensajes de Marketing

Los mensajes de Marketing, tanto verbales como escritos, son la base del marketing de tus productos y/o servicios. Ya que el marketing es 100% comunicación, si no estás comunicando claramente el valor de lo que ofreces, debilitas la misma y, por ende, tu marketing.

No hay nada demasiado complicado aquí. Simplemente respondes a estas preguntas: ¿Quiénes son mis clientes ideales? ¿Cuáles son sus mayores retos? ¿Qué obtendrán mis clientes si trabajan conmigo? ¿Cómo se estructuran mis servicios?

Si puedes responder claramente a estas cuatro preguntas, obtendrás la atención y el interés de cualquier potencial cliente. Puedes ampliar estas respuestas mediante presentaciones, artículos y contenido en la web, pero todos ellos comunican en su núcleo lo mismo: “Este es el valor que ofrezco a mis clientes.”

Pero en la práctica, esto puede ser difícil, no porque la fórmula sea complicada, sino debido a problemas de mentalidad. En pocas palabras, nuestro pensamiento y creencias limitadas se interponen en nuestro camino:

  • Seguro no están interesados
  • ¿Qué pasa si digo algo mal?
  • ¿Quién soy para prometer esos resultados?
  • Mi mensaje necesita tener más impacto
  • ¿Qué pasa si ofrezco el servicio incorrecto?

A partir de ahí ponemos cada vez más foco en esos pensamientos y creencias que en nuestro mensaje de marketing y nos encontramos inmersos en un estado de confusión, duda, preocupación, incertidumbre y falta de confianza.

Y nuestros esfuerzos de marketing se van por el drenaje…

La solución no consiste en esforzarnos más sino en cuestionar esas creencias y pensamientos. Tienes que socavarlos cuestionando su veracidad, lo que te está costando en términos de desarrollo de tu negocio y, finalmente, reducirlas a las tonterías que realmente son. En las siguientes dos secciones vamos a volver sobre la forma de pensar.

Estrategias de Marketing

Una vez que tienes un mensaje de marketing, necesitas un vehículo para difundirlo: charlas y seminarios, webinarios, medios sociales, newsletters, email marketing, etc.

Ninguno de esos medios es difícil de implementar, son procesos secuenciales y sencillos. Comienzan teniendo que aprender un poco sobre el proceso, siendo paciente e implementando el sistema en una pequeña escala para luego hacerla crecer.

¿Pero adivina qué? La ejecución de estas actividades de marketing a menudo es saboteada, no por circunstancias externas o por falta de tiempo, sino por el mismo tipo de pensamiento y creencias constrictivas.

A menudo nos derrotamos a si mismos antes de empezar:

  • No puedo encontrar lugares para hacer networking
  • No sé qué decir a la gente (ver arriba)
  • Todo el mundo está vendiendo, nadie está comprando
  • Sólo conseguiré ser rechazado (de nuevo)
  • Esto es un desperdicio de mi tiempo y energía

Te aseguro que será imposible hacer un networking eficáz si nublas tu mente con este tipo de pensamiento.

Una vez que realmente cuestionas tus creencias limitantes estas se revelan y ponen en evidencia lo que realmente son: estratagemas para evitar el rechazo, por lo tanto necesitas buscar en la otra dirección.

Publicaciones Relacionadas