¿Cuál es Tu Gran Idea?

Todo comienza con una idea…

Una día te levantas y te das cuenta que tienes una habilidad o un Mercado ideal o un proceso que podrías ofrecer como un servicio profesional y realmente hacer dinero con esa idea.

Reflexionas sobre todos los componentes necesarios para lanzar la idea y comenzar por fin a tener tu propia empresa. Nada mal, ¿eh?

Te sientes segur@, estas convencid@ que a mucha gente le va a interesar y querrá trabajar contigo.

Entonces comienzas a difundir la idea y ¿sabes qué pasa? Bueno, descubres que la gente no está en realidad tan interesada, no se matan por conseguir tus servicios.

Entonces comienzas a pensar que quizás esa idea tuya no era tan interesante como creías y parece que la cosa va a llevar mas tiempo y esfuerzo del que calculabas. ¿Te suena?

Y Ahora te embarcas en el “Viaje del Marketing” 

Me ha pasado, a todas/os nos ha pasado. Llegados a este punto buscamos formas de difundir nuestro producto para que más gente lo conozca, más gente solicite información, más gente quiera explorar en qué forma nuestro producto o servicio los puede ayudar y finalmente más gente termine contratando nuestros servicios y nos ganemos nuestro bien merecido dinero.

Entonces pruebas cada una de las actividades de marketing conocidas por la humanidad y finalmente atraes algunos interesados, pues eres persistente y tienes gran confianza en tu servicio. Si estás realmente comprometid@ en producir buenos resultados para tus clientes, comienza a funcionar el boca a boca y finalmente el negocio comienza a crecer.

Pero todavía sientes que te falta algo…

Ahora tienes un negocio que es viable, tiene cierto éxito, pero quizás has renunciado a los sueños de conseguir un gran éxito.

Entonces, ¿qué te falta? Has hecho todo lo correcto, ¿no? Has trabajado duro y conseguido hacer una diferencia para tus clientes. ¿Qué más puedes hacer?

Lo que siento que les falta a la mayoría de los Profesionales Independientes es lo siguiente:

La Gran Idea

Una gran idea es:

una “idea que captura tu mente, que es atractiva, interesante y convincente.”

Por el otro lado una gran idea es siempre la respuesta perfecta a lo que les falta a tus clientes, es eso que les calza como un guante. Es una necesidad no satisfecha, es una solución novedosa, es una garantía poderosa o quizás un único proceso.

brainstorm_ideas

Cuando Joe Meisner comenzó su empresa de recolocación en San Francisco a finales de los años 80, en sus materiales de marketing no se presentaba como un consultor de outplacement como todos los demás. En cambio, él rompió el molde.

El viejo modelo de outplacement era psicológico, basado en la premisa de que si te habían despedido, algo debía estar mal contigo. Te habían despedido por culpa TUYA.

Meisner me dijo: “Ese modelo ya no funciona. A la gente la despiden debido a causas ajenas a su cuenta, debido a una fusión o adquisición o reducción de personal. Las personas que ha perdido su puesto de trabajo no necesitan ayuda psicológica, necesitan ayuda para encontrar su siguiente trabajo”.

Bautizó a su empresa “Power Marketing – The Outplacement Alternative” y cuando presentó este enfoque más eficaz, a los clientes potenciales les encantó y lo contrataron.
La gran idea de Joe condujo a un gran éxito y a su independencia financiera.

Una gran idea tiene muchos nombres en el mundo del marketing.

Las empresas utilizan la palabra Branding. A menudo yo hablo de un Core Marketing Message (mensaje central de Marketing), y por supuesto, otros hablan de un slogan y, a veces de un modelo o metodología que te diferencia. Sin embargo, creo que “Gran Idea” lo resume mejor.

Entonces, ¿cómo llegar a una gran idea?

Como Encontrar Una Gran Idea

Comienza con sus clientes potenciales, no por ti o tus servicios. Cuanto más entiendas sus asuntos, desafíos y problemas, más fácil será llegar a una gran idea.

Algunas pistas: ¿Qué es lo que todo el mundo ofrece a tus clientes? ¿Que falta o es deficiente en lo que ofrecen? ¿Qué proceso o metodologías utilizan que son ineficaces y tediosas?

Sigue pensando en esta dirección porque es ahí donde siempre encontrarás tu gran idea.

Sal y conversa con clientes potenciales, no para vender, el objetivo es investigar. Pídeles una entrevista para un informe que estás haciendo. Descubre lo que les resulta frustrante, les toma demasiado tiempo, o les cuesta demasiado.

Eventualmente llegarás a descubrirlo. Te darás cuenta, por ejemplo, que a nadie le interesa la consultoría de gestión, pero quieren que sus nuevos empleados estén en funcionamiento mucho más rápidamente con más productividad y menos errores.

Y entonces creas un programa que se ocupa de ese problema.

¿Quieres ofrecer coaching de vida, pero descubres que la gente está tratando de encontrar formas de avanzar con esos grandes proyectos a los que han renunciado. Y entonces te centras en ese tipo de clientes.

Pero si quieres ver un cambio en tus resultados de marketing, no puedes seguir ofreciendo esos servicios genéricos detrás de los cuales no hay una idea que los sustenten.

Encuentra esa gran idea y tu marketing, tus negocios y tu vida van a cambiar drásticamente.

Te invito a dejar tus comentarios debajo y si este texto te parece útil por favor compártelo en las redes sociales.

Publicaciones Relacionadas

Sin comentarios aún.

Déje un comentario