Cómo Empezar Tu Negocio en Internet Desde Cero

Antes de que decidas empezar las actividades pertinentes para tener una presencia en Internet mi recomendación de siempre es realizar un análisis de la factibilidad y la viabilidad de tu proyecto.

Yo insisto mucho en esto porque veo todo el tiempo a personas intentando iniciar un negocio en Internet o suscribirse a representar una oportunidad de negocios multinivel que se consiga por Internet sin siquiera tener una vaga idea de si existe o no un público objetivo que esté interesado en ese tipo de producto o servicio.

Con esto quiero dejar bien en claro que es un gran error empezar escogiendo el producto y creyendo que por que a mi me parece que es un producto que tendrá mucha acogida (simplemente porque es muy interesante para mi) va a ser un producto fácil de vender.

Lo primero que yo te sugiero antes de decidirte por una oportunidad de negocio o por otra, es decidir cual es la temática que te apasiona, algo que realmente haga que tu trabajo sea grato, es decir, que tu negocio no se convierta en una carga pesa para ti sino todo lo contrario; no deberías ver diferencia alguna entre el trabajo y la diversión, y eso sólo se puede lograr trabajando en algo que verdaderamente lo apasione.

Una vez que ya hayas definido tu pasión, ahora te tocará definir el perfil de tu público objetivo, es decir, el perfil de ese visitante ideal que a te gustaría recibir en tu sitio web.

Imagínatelo con nombre y trata de saber qué edad tiene, qué nivel de educación puede llegar a tener, en dónde vive, cuáles son sus intereses, sus aspiraciones, sus pasiones, sus preguntas, etc., etc.  Este paso se conoce como desarrollar “personas” que son arquetipos recomendados en marketing para definir a los grupos de usuarios.

El siguiente paso es la investigación, tienes que meterse en Internet para averiguar qué tipo de información ya existe ahí sobre el tema que te apasiona. Fíjate si existen personas o empresas que ya estén ofreciendo soluciones a ese público objetivo, cómo lo están haciendo, a cuánto lo están vendiendo y bajo qué modalidades lo hacen.

En otras palabras debes investigar a tu competencia y otras formas de hacerlo es sucribiéndose a sus boletines electrónicos, comprando sus productos. De esta manera sabes exactamente lo que están vendiendo y también una enseñanza que no verás en ningún libro de texto es que tendrás acceso al proceso de venta, verás con sus propios ojos el paso a paso de la venta de tu competencia: verás si tienen sistemas de upsell, bonos no anunciados, soporte apropiado al cliente, etc., etc. Esto te armará de una inteligencia de marketing muy poderosa.

Una de las cosas que me verás u oirás decir con mucha pasión es que “no hay necesidad de reinventar la rueda”. Empieza a vender lo que la gente ya está comprando, métase donde ya hay una necesidad y un deseo.

Entonces en este punto, házte la pregunta de cómo puedes mejorar las soluciones ofrecidas por tu competencia o bien encontrar un espacio vacío que tus competidores aún no han podido llenar. Esta solución será TU producto.

Si empiezas tu historia como emprendedor de negocios por Internet, desde este punto de partida, te garantizo que los resultados serán dramáticamente diferentes (a favor) que empezando por la pregunta de: “qué producto puedo vender”

Conclusiones

Antes de lanzarse con todo a probar cuanda idea de negocio nos cruce por nuestra mente, es necesario testear primero la viabilidad de la misma. Después de todo es más fácil y rentable descartar una idea antes de llevarla a la práctica si vemos que tiene poca factibilidad de tener el éxito que estamos esperando.

El siguiente consejo importante es enfocarse en aquellos temas que realmente nos motiven. Hay que realizar un buen análisis de nichos de mercado, eso nos va a abrir la cabeza a temas que nos interesan y quizás no consideramos, además de investigar a las competencia.

¿Tienes algún otro consejo en mente? ¿Deseas dejarnos alguna sugerencia? Anímate a compartir tu experiencia mediante el formulario de abajo.

Publicaciones Relacionadas

Sin comentarios aún.

Déje un comentario